21.8.15

EL CENTRO CULTURAL KIRCHNER (CCK)


Lo primero que pensé cuando entré fue que me había teletransportado a Berlín. Recuerdo haber visto edificios modernos y amplios como este allá. Me gusta mucho la mezcla de lo antiguo y lo moderno.

El Centro Cultural Kirchner se divide en dos: la parte noble y la parte industrial. La parte noble es lo que se restauró del Palacio de Correos, de principios de 1900; y la parte industrial es todo lo que se hizo de cero en estos últimos años. 


En mi visita recorrimos primero la Sala Argentina, una de las dos salas para orquestas. Esta es la más chica, y es solo para música de cámara. No podía creer el tamaño, la estética y lo que debe sonar al estar bien acustizada. No pude sacar fotos.

La otra sala, la que se lleva toda la atención, es La Ballena Azul. Esta es la más grande, y está preparada para sinfónicas. Tiene un órgano tubular en el que espero que suene "In a Gadda Da Vida" algún día. (No puedo parar con las referencias a Los Simpsons, perdón.)
La Ballena Azul es la estructura más grande que se ve adentro del edificio, y es no es del todo azul.


Tampoco es del todo ballena.





La estructura sobre La Ballena Azul es La Gran Lámpara, a la que se entra por el sexto piso. Por dentro son salas para exposiciones. En este momento está cambiando la grilla, y se están preparando las próximas muestras. Vale la pena entrar a la página a ver qué hay de nuevo en cada uno de los nueve pisos.
 

 Las muestras estables son la Sala Néstor Kirchner, en la que se le rinde homenaje; la Sala Eva Perón, que ya verás por qué es mi preferida; y cosas clave para ver son la Cúpula, las vistas desde cualquier parte del edificio, y la planta baja.

¿Por qué la Sala Eva Perón es mi preferida? Mirá.


Esto solía ser el despacho del director del Correo, y en 1946 se la cedió a Evita para empezar a trabajar con la fundación. Esa montaña de cartas representa la cantidad de cartas que recibía de la gente de la fundación. Todo lo que está exhibido es réplica, menos los muebles y el salón en sí. Hay juguetes que son los que regalaba a los niños, la sidra y pan dulce de fin de año, y réplica de los documentos que tenía en su escritorio. No tengo foto del escritorio que usaba Evita porque se llena de gente, pero pueden pasar a verlo.  Vale la pena quedarse un rato mirando los detalles.
De fondo se escuchan conversaciones entre Evita y la gente, donde le hacen pedidos.



La muñeca Cachirla. Según me cuentan, era negra para mostrar igualdad, pero la muñeca blanca no llevaba ropa de trabajo...


La vista

Otra cosa que me gusta mucho es la vista desde esta sala, y desde los baños también.

Sí. Esta es la vista desde el baño. Envidia.

Y las escaleras antiguas.



 
 

También hay escaleras mecánicas y ascensores, pero bleh.


La Cúpula


La Cúpula tiene una vista increíble. Hace tiempo vi una nota sobre los miradores de la ciudad en la que incluían al CCK. Lo mencioné en "Buenos Aires desde arriba". Resulta que todavía no se habilitó el mirador 360°, pero si vas a un show con entrada en la Cúpula, vas a poder ver igual para afuera.
Mientras tanto, así se ve en un día nublado.



Y desde el quinto piso se ve así:


    

Mailart

En el segundo piso está la muestra de arte y correo, "mailart". Me llamó la atención el nombre, porque el arquitecto que diseñó el edificio del Correo al principio, en 1880, fue Norbert Maillart. Cuando hice la visita guiada del Palacio de Justicia (Tribunales), la guía nos contó que él había diseñado el edificio, y también el Colegio Nacional Buenos Aires. Las arañas de iluminación de Tribunales son originales francesas de esa época, y la madera también. Supongo que las de la Sala Eva Perón también.

Un poco de "Arte y Correo".

Reloj original de 1940
 




  
Salón de los Escudos

En el segundo piso está el Salón de los Escudos, donde se estuvo haciendo la muestra de Sophie Calle sobre las muchas formas de interpretar una carta que recibió. Este salón está en el área noble, por lo que es parte de la estructura original del antiguo palacio.








Planta baja

Y, por último, lo primero que ves cuando entrás y lo último que ves al salir.






Espero que aprovechen este espacio cultural que es gratis, sin importar las ideas políticas que tenga cada uno, porque no se trata de eso. El CCK abre de jueves a domingos de 14 a 20 horas, y a veces hay eventos los demás días. También hay visitas guiadas de viernes a domingos de 14 a 18. Para reservar entradas para la visita hay que estar un rato antes, tipo 13.30.

¡Gracias por leer! 

Canderlust

x

|| Me podés encontrar en Facebook, Twitter, Instagram, Youtube, Google+ y Pinterest || 

Entrá acá para ver el post anterior: Todo lo que tenés que saber sobre los tragos sin alcohol.