30.5.15

HARBERTON Y LOS PINGÜINOS DEL FIN DEL MUNDO

Sobre el canal Beagle en Ushuaia, Tierra del Fuego, está la estancia más linda: Harberton. Era todo lo que quería ver en el fin del mundo. El pasto tan verde, el canal, las casitas...
Hay excursiones que te llevan a conocerla y a ver a los pingüinos. De todos los lugares que visité en Argentina, puede que Ushuaia sea mi preferido.

Fotos de Harberton:









 







Fotos de los pingüinos en su isla:

La cara que ponen es de confusión. No ven bien, y cuando ven un humano no terminan de entender qué es. Por eso mueven la cabeza de un lado al otro, y se empiezan a poner agresivos. Casi me picotea uno!




Algunas fotos de Ushuaia:
 



Faro Les Éclaireurs, como el de "La Llamada"


Vista desde el Presidio








Yo fui en verano, pero me imagino que en invierno es mucho más lindo :)

Gracias por leer y vuelva prontos.

x

[fotos sacadas con LG Optimus G]
23.5.15

CÓMO ENGORDAR EN NYC: PARTE 1

Nueva York, llena de harina, azúcar y grasas.
Hay muchas opciones de comida, y por suerte para mí, muuuchas opciones de desayuno. Como estuve un mes tengo mucho que contar, así que mejor andá a calentar el agua. 
Esto es parte 1.
(Parte 2 ACÁ)

Dunkin' Donuts

Mi primer desayuno en NYC fue un té verde, una dona y una banana (había que compensar con algo...).
Nada que ver: una madre con su bebé desayunaban en la mesa al lado de la mía, cuando llegó un chico de un refugio para gente sin hogar. Le regalaron un café, era un chico negro, alto, muy educado. Se pusieron a hablar como si nada él y la madre, porque sí, y él le contó sus problemas, que se tenía que mudar de refugio a otro más lejos. De otra mesa se levanta un hombre, se mete en la conversación y le ofrece al chico pagarle un taxi para no tener que ir con la valija llena de sus cosas hasta el otro refugio bajo la lluvia. Salieron juntos y pararon el taxi. Morí de amor.


Tim Horton's

Oh los timbits de Tim Horton's. Ahora entiendo la obsesión que tienen los canadienses, son increíbles.
Son bolitas de dona y las podés comprar por unidad o por docena y de distintos sabores. Pedí "birthday cake". ¿Cómo no tenemos este sabor en todos lados? Grr.




Europa cafe

Una buena opción para comer de todo en un solo lugar, desayuno, almuerzo, merienda o cena. Tiene buenos precios y mucha variedad: Té frío, jugos, smoothies, yogur con granola, bagels con lo que quieras, fruta sola, woks de fideos, arroz o veggies de mil formas. Me encantó. Yo desayuné té frío y yogur con granola y miel. En otro momento pedí un bagel de bacon, queso y huevo que estaba muy bueno, y un smoothie.



Grand Central Market

Desde que vi este mercado en la tele me dieron terribles ganas de ir. Hay de todo. Me pedí un muffin de red velvet de Zaro's Bakery (otro sabor que no tenemos y deberíamos, mmmmbaba), y saqué muchas fotos.
En Grand Central está el mercado, y además el patio de comidas en el subsuelo, donde hay restaurantes reconocidos como Shake Shack (foto).
No me pareció la gran cosa, las papas estaban muy blandas y no tenían formita, como esperaba. La versión argentina, Dean & Denny's le pasa el trapo en cuanto a sabor.








                                                                                    

Au Bon Pain

Si tengo que elegir una sola cosa para comer durante un mes, es el BLT (Bacon, Lettuce and Tomato) de Au Bon Pain. No exagero. Todas las veces que lo pedí, en distintos locales, me dieron un sandwich como esperaba. Crocante por el bacon, suave por la mayonesa, y blando por el pan.
En el caso de la foto, lo acompañé con un licuado frozen de frutilla de Cosi.



                                                                                    
Bareburger

No tengo mucho que decir sobre Bareburger, pero me gustó. Me gustó más la onda, el restaurante estaba bueno y la mesa comunal me parece una buena idea que me gustaría ver más en Buenos Aires, y no solo en Starbucks o ahora en Le Pain Quotidien. Está bueno también que todo lo que sirven es orgánico, carne alimentada con pasto y nada más, 0 pesticidas, etc etc. Tuve que pedir el menú infantil porque las hamburguesas en EE.UU suelen ser bastante grandes.
Pedí dos chiquitas, papas, un acompañamiento de manzanas (porque era para niños), y limonada. 




IHOP

Razón suficiente para visitar Estados Unidos. Desde mi primera visita trato de ir apenas llego, siempre está cerca. Tienen los mejores y más esponjosos pancakes que probé, y siempre muy buena atención.
Esta vez pedí pancakes de arándano, huevos revueltos, hashbrowns (papa) y bacon (vienen con los pancakes), y un apple cider, que nunca había probado. Es como cepita caliente, pero no tan simple como suena. Todo genial. 
En un IHOP probé por primera vez jarabe de maple, y al principio no me gustó, pero es adictivo. Lo bueno que tiene este lugar es que en todas las mesas te dan 4 jarritas con distintos jarabes: maple, arándano, frambuesa y miel.




Mambo sushi

Un día volvía de pasear con mi papá y no sabíamos dónde cenar. Fuimos a pasear por Greenwich Village y nos encontramos con Mambo Sushi. Yo no como pescado, pero pedí un bowl de ramen que era enorme, clásico bowl lleno de cosas. Tenía carne, vegetales, fideos, y la sopa en sí estaba buenísima. 



Nathan's famous

Cuando fui a Coney Island, lo primero que quería probar era el hot dog de Nathan's. Muchos dicen que es el mejor del mundo. Estaba bastante bueno, no puedo mentir. Pedí el cheese hotdog, y un jugo frozen de mango de Auntie Anne's. Se vendía todo en el mismo lugar.
 



White Castle

Puedo decir con seguridad que desde que vi "Harold & Kumar go to White Castle" en el 2007, tenía ganas de probar sus hamburguesas.
Cuando estaba paseando por Coney Island noté que había varios camiones de White Castle, y fui a comprar una. Es la hamburguesa más rara que probé. La carne parecia hervida, muy blanda, pero no mal. El sabor era muy distinto a las que solemos comer. Pedí solo un slider original, con cebolla, queso y pepino. Me encantó, hay que ir.


                                            
Williams Candy

Ya que estamos hablando de Coney Island, incluyo el último lugar al que fui ese día. Había buscado por internet lugares interesantes por la zona, para ir preparada, y pude aprovechar todo mi tiempo allá. Había leído sobre este lugar donde venden golosinas de todo tipo, y al estar mi nombre en su nombre, tenía que ir. Pedí un palo de malvavisco bañado en sprinkles, y admito que fue muy dulce incluso para mí. Muuucha azúcar. No lo pude terminar, pero me gustó mucho el local, y tenían golosinas antiguas y todo.




                                                                                     
Gracias por leer.
Si te interesa, volvé para ver la segunda parte.
¡Hay mucha más comida engordadora!

x

[fotos sacadas con Moto X / LG G2 / Canon SX50 hs]